Seguir por Email

Páginas vistas en total

martes, 27 de agosto de 2013

Cajicá despertó y dió apoyo a las marchas campesinas del país

Dos manifestaciones paralelas ocurrieron ayer 26 de agosto en Cajicá. Una en la entrada al Barrio La Capellanía y otra por las calles del centro del municipio. Las dos aparentemente eran en apoyo al Paro Nacional Agropecuario. Pero, cada una de las dos manifestaciones tuvo características bastante diferentes.

En Capellanía un grupo entre 30 y 50 adolescentes se tomaron la vía principal, detuvieron el tránsito de vehículos. Para lograrlo quemaron llantas y llamaron la atención de la policía, la cual reprimió la presencia de los manifestantes. No hubo un enfrentamiento propiamente dicho, pero hubo tensión de parte de las dos partes y de los conductores de los vehículos que esperaban que se les diera paso.

Ya en el centro del municipio, la marcha en apoyo al paro, fue convocada espontáneamente por las redes sociales. Sin una organización o un liderazgo específico, mas de 1200 personas de todas las edades, pero especialmente adolescentes y jóvenes, pasearon por diversas calles de Cajicá, demostrando su indignación por la situación de los campesinos colombianos. 

Arengas como "Santos, Presidente, fallaste con tu gente",  " Venga y venga y venga cajiqueño, que aquí se está peleando por la comida del pueblo", entre otras fueron cantadas durante la marcha que en algunas ocasiones detuvo el tráfico de la Carrera 6a. 

El comercio en varios sectores prefirió cerrar sus puertas, pero desde las ventanas de muchas residencias las personas se sumaban al primer cacerolazo organizado desde las redes sociales. Esto es muy significativo, pues, muestra como una nueva generación está construyendo canales de expresión ajenos a los partidos políticos y líderes tradicionales.

Efectivamente, desde las protestas de Aguas Cajicá no se veía una manifestación de esta naturaleza. Y muchos años atrás cuando los cajiqueños se reunieron para evitar que las instalaciones del Antonio Nariño se convirtieran en un manicomio.

La marcha se disolvió antes de las 10 de la noche sin ningún incidente lamentable. Un poco antes un motociclista quiso atravesar entre los manifestantes sin disminuir la velocidad, lo que provocó reacciones que casi terminan en una pelea. Pero amigos del motociclista lo obligaron a detenerse.

Otro pequeño grupo quiso detener un camión en La Bajada, pero algunos de los adultos de la manifestación los orientaron en el sentido de evitar cualquier tipo de violencia. El grupo se reunió de nuevo con el grueso de la marcha y después, pacíficamente, llegaron al frente de la Alcaldía Municipal.

Vea en las fotografías diversos momentos dela marcha.










































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario